Nebuloso

11/05/2016 - 18:45

¿Qué es lo que sucede?, ¿dónde estoy?, ¿por qué no puedo recordar nada? ... 
¡Vamos!, trata de recordar qué fue lo que sucedió…  

Seis de la mañana, no he podido dormir, no quiero seguir dando vueltas en la cama, que horrible sensación, mejor me levanto, no quiero llegar tarde al trabajo otra vez.  
Me encanta tomar una ducha con agua caliente, creo que es mi momento preferido en el día. 

¡Vaya!, es un día soleado, como pocos en esta ciudad, creo que voy a tomar otra taza de café, aún tengo bastante tiempo.  
Mmmm ¿dónde están las llaves del carro?, pensé que las había dejado en el pantalón… tampoco están en la chaqueta. ¿Dónde están? 

Ahí están, no recuerdo haberlas dejado en el cajón de la mesa de noche, qué raro, debo prestar más atención a lo que hago.  
Aún no encuentro mi agenda, espero que aparezca pronto, necesito estudiar para el parcial. Ese parcial va a ser difícil, no lo puedo perder, no quiero bajar mi promedio. 

Bueno, hora de salir, hoy si pongo los dos seguros, he escuchado sobre muchos robos a viviendas últimamente.  
¿Por qué vivo en un sexto piso?, odio bajar tantas escaleras. 1, 2, 3, 4… sólo dos pisos más. 

El carro está muy sucio, tendré que lavarlo el domingo, ojalá no llueva, siempre  lo lavo y luego llueve. Creo que también necesita revisión de frenos, esperaré hasta el fin de semana. 
Los rayos de sol caen directamente sobre mis ojos, también necesito unas gafas oscuras. Hoy no hay tráfico en la ciudad, ojalá siempre fuera así. Absoluta tranquilidad. 

- ¡Buenos días para todos!

Día de trabajo normal, no hay mucho movimiento. 

Por fin es viernes, ha sido una semana larga. 

Tengo que terminar este informe antes de las dos de la tarde, lo había olvidado. También tengo que llamar  a Jorge para confirmar lo de esta noche. Últimamente ha sido difícil vernos, casi nunca tenemos tiempo. 

Hora de almuerzo… no me gusta la comida del restaurante, pero también odio cocinar. Vamos a ver cuál es el menú de hoy… mmm, no es de mi agrado. 
Bueno, después del almuerzo el día se pasa más rápido, un café para la digestión y estoy listo para el resto de la jornada.  

Por fin, cuatro de la tarde, que comience el fin de semana. 
Cinco de la tarde y Jorge no ha llegado, ¡ha!, como raro llegando tarde, ¡qué hago!… mientras tanto parquearé el carro.  
¿Cuánto vale la hora?, es muy costosa… está bien, igual creo que lo voy a dejar parqueado toda la noche. Mañana vuelvo por el en la tarde. 

-    Hermano, ¿dónde anda?, hace media hora que lo estoy esperando, usted siempre llegando tarde, bueno aquí lo espero, apure pues.
-    Casi que no llega, ¿no? Usted invita la primera ronda.
-    Hola, mucho gusto, ¿ustedes trabajan con Jorge?
-    ¿No?
-    Entonces ¿de dónde se conocen?
-    Mmmmmm ustedes estudian con él, entonces se conocieron en CIES.
-    Y en tres meses hay grado, yo veré la fiesta, me invitarán, ¿no?
-    Otra ronda por favor.

Owwww, que mujer tan linda, creo que está coqueteando conmigo, ¿me acerco?, ¿espero?, ¿qué hago...? 
Es una mujer muy hermosa, cabello largo, negro, ojos verdes oscuros, piel canela, no tan delgada, alta. Ese vestido rojo le queda muy bien con esos tacones. La miro y la miro y más me gusta. 
Y me sigue mirando, creo que es hora de acercarme. 

-    Hola, ¿cómo te llamas?
-    Mi nombre es Antonio, ¿esperas a alguien?
-    Que bien, así  podemos conocernos mejor. Mis amigos están en esa mesa, ¿quieres acompañarme?... bueno, entonces estemos un rato a solas si así lo prefieres. ¿Quieres un trago?, ¡yo invito!.
-    ¿Siempre vienes a este bar?
-    No, yo no, es la primera vez que vengo, pero me ha gustado, el ambiente es muy agradable, al igual que la música.

… 
… 
La imagen empieza a ser borrosa, ya no logro recordar el bar, ni a la chica, ni la conversación que tuvimos aquella noche. 
Un momento… 
Yo no tengo carro, no vivo en un sexto piso, y Jorge terminó de estudiar hace mucho tiempo, jamás he ido a ese bar, jamás conocí a aquella chica. 
No puede ser. 

¿Qué es lo que sucede?, ¿dónde estoy?, ¿por qué no puedo recordar nada? ... ¡Vamos!, trata de recordar qué fue lo que sucedió…  

Adriana Melo León 
CIES Sede Principal
English teacher 

Etiquetas: