Corporación CIES

La última campana

Era una cálida tarde de verano, todos a mí alrededor escuchaban lo que el profesor frente a ellos decía; sin embargo, mi atención estaba puesta en otra cosa en especial. Aquel pequeño niño de cabello castaño, que se balanceaba en los columpios  logro captar mi atención; la verdad, es que esta no era de mis clases favoritas, y no es que la economía no me guste, solo que especialmente este profesor no es uno de mis predilectos. 

Ana

En un mundo como lo era Smatersland, donde abundaban tanto como hadas, sirenas, trolls, momias, animales, quimeras y ángeles, la paz era increíblemente palpable en el aire, hasta que un día nació la querida Ana, producto del desamor de un ángel y de la perfección de la naturaleza en otoño, Ana, había nacido gracias a la desgracia de su mundo, su cabello era tan rubio como el sol en la mañana, su piel morena como la tierra y sus ojos, sus ojos eran tan ardientes como el fuego, igual a los de un ángel. 

En 14 años han pasado muchas cosas

Estamos felices no lo podemos negar. Hemos pasado por muchas cosas que nos han hecho lo que somos, una familia que tira para adelante y no deja a nadie atras. En 14 años hemos cambiado siempre para mejor y lo seguiremos haciendo. Aquí un pequeño resumen de lo que ha sido la vida de CIES. Gracias a todos los que han hecho parte de ella y a los que vendrán.