concurso escritura

El proposito del porqué

Hay momentos en los que te tomas un tiempo para reflexionar respecto a tu vida y es ahí, donde piensas en aquellas experiencias vividas, pero siempre hay una que nos enseña más que las demás.

Recuerdo un momento difícil de mi vida, donde las cosas parecían no tener solución, cada noche pensaba en el porqué de las cosas, a veces todo pasa tan rápido que no te das cuenta cómo empezó y por qué terminó.

La experiencia de Darío

Me llamo Darío y contaré lo nunca antes vivido: 

En aquel día me levanté tarde como siempre, todo transcurría como de costumbre hasta que recordé: Otra vez se me olvidó hacer las tareas, perderé la materia de nuevo y mi abuelo dirá -¿Qué haremos contigo?, no pienso seguir apoyándote en el estudio pues no logras avanzar-.El pensar aquello producía tristeza y gran desilusión, en verdad quiero avanzar, aprender, esforzarme más pero hay cierto bichito de pereza que no me deja. 

Nebuloso

¿Qué es lo que sucede?, ¿dónde estoy?, ¿por qué no puedo recordar nada? ... 
¡Vamos!, trata de recordar qué fue lo que sucedió…  

Seis de la mañana, no he podido dormir, no quiero seguir dando vueltas en la cama, que horrible sensación, mejor me levanto, no quiero llegar tarde al trabajo otra vez.  
Me encanta tomar una ducha con agua caliente, creo que es mi momento preferido en el día. 

El túnel

Hace muchos años, en un lugar boscoso alejado de la ciudad, habitaba una familia con mucho dinero, producto de una tradición familiar, en una casa enorme, de salones grandes, habitaciones amplias, baños con tina y un espacio propio para utilizar como vestidor, un comedor gigante con un centro de mesa tejido a mano, tan hermoso que al verlo cualquiera quedaba impactado por su sencillez, la cual contrastaba con el brillo del oro de los candelabros que con su elegancia parecía como si subieran hasta el techo, una cocina con comedor auxiliar para los empleados que trabajaban en su mantenimiento