CIES Bucaramanga

El proposito del porqué

Hay momentos en los que te tomas un tiempo para reflexionar respecto a tu vida y es ahí, donde piensas en aquellas experiencias vividas, pero siempre hay una que nos enseña más que las demás.

Recuerdo un momento difícil de mi vida, donde las cosas parecían no tener solución, cada noche pensaba en el porqué de las cosas, a veces todo pasa tan rápido que no te das cuenta cómo empezó y por qué terminó.

La niña que logro su sueño

Había una vez una niña llamada Alejandra que vivía en la selva, a ella le gustaban demasiado los animales, ya que habían muchas especies distintas, como los animales hablaban a la pequeña Alejandra se le ocurrió la magnífica idea de ser maestra, pero no cualquier maestra ella quería ser profesora de animales, para enseñarles a ellos los colores, las vocales, los números, sumar, restar y hasta multiplicar. Pero para Alejandra poder realizar su sueño tenía que ser por lo menos auxiliar en preescolar, la niña pensaba y pensaba.

Los sueños no conocen limites

Un día como cualquier en el mes de Mayo, donde las flores se abren y las tardes se llenan de color, me encontraba trabajando, ahí en mi pequeño pero acogedor escritorio, donde solo había espacio para las innumerables hojas de trabajo y las gratas sonrisas de quien venían a visitarme, entre tanto trabajo y obligaciones había algo en mi de lo cual solo hablar me erizaba la piel y es de eso que escuchamos a lo largo de nuestra vida, pero que pocos nos lanzamos a conquistarlos… Nuestros sueños, esa pequeña y sencilla palabra pero que a la vez es tan compleja y solo hecha para valientes.